Odontopediatría

Prevención

Disponemos de profesionales especializados en el tratamiento de los más pequeños.
Es la rama de la odontología encargada de tratar a los niños. El odontopediatra se encarga de detectar posibles anomalías en la posición de maxilares o dientes y hacer un tratamiento restaurador en el caso de necesitarlo. Se tienen en cuenta las necesidades especiales de los dientes temporales y huesos en crecimiento.

El tratamiento restaurador principalmente se compone de tratar los traumatismos, usar selladores, que consiste en obturar levemente los surcos y fisuras de las piezas dentales sin apenas quitar material dental para evitar posibles caries, y en tratar las caries producidas y sus consecuencias.

odontopediatría en Roquetes
odontopediatría en Roquetes

Es la patología más frecuente en niños de 7 a 11 años, en dientes temporales ante un traumatismo se suele producir una luxación y en dientes permanentes una fractura, en estos últimos los dientes más afectados son los incisivos centrales superiores permanentes.

En los casos en los que por el traumatismo se produzca una avulsión, desprendimiento total del diente fuera de la cavidad, está indicado el reimplante si han pasado menos de 120 minutos, si ha pasado más tiempo el porcentaje de fracaso es del 100%. El transporte de la pieza deberá ser en la propia boca del paciente, o de algún familiar, en leche o en suero. Está totalmente contraindicado frotar o cepillar el diente en cualquier momento ya que se perdería la posibilidad del reimplante.

Dientes temporales

Existen los siguientes tratamientos:

Recubrimiento indirecto. Antes de poner en practica este procedimiento se debe estar seguro de que el diente en cuestión no presenta dolor espontáneo ni nocturno, que los antecedentes de dolor no sobrepasan las dos semanas de evolución y que es un dolor provocado que cesa al retirar el estímulo doloroso.

Recubrimiento directo. El recubrimiento directo suele no usarse en dientes temporales por el riesgo que entraña su fracaso. La pulpa de los dientes temporales ya no tiene la capacidad de reparar la comunicación pulpar debido a que el tejido pulpar.

Pulpotomia. Es la eliminación total de la pulpa coronaria seguida de la aplicación de un material de obturación en la cámara pulpar. Este material servirá para:

– Favorecer la cicatrización y así conservar la vitalidad pulpar radicular.
– Fijar los tejidos circundantes.

Pulpectomía. Es la eliminación total de la pulpa de la cámara coronaria así como la pulpa radicular para luego rellenar los conductos con óxido de zinc eugenol. Es importante que el relleno, en este caso el óxido de zinc eugenol, sea reabsorbible para que no haya problemas cuando el diente permanente empiece la erupción.

Dientes permanentes inmaduros

Los tratamientos en dientes permanentes inmaduros serán muy conservadores, al contrario que en dentición temporal, ya que son los dientes definitivos y que al ser inmaduros tienen gran facilidad para reponerse con facilidad y son muy vitales.

Pulpotomía

Está indicada en aquellos casos en la que habiendo una pulpa viva expuesta este contraindicada la protección pulpar directa o recubrimiento directo, por lo tanto estará indicada en exposiciones pulpares medianas o grandes y en las que haya sintomatología de pulpa con lesión irreversible pero siempre y cuando está lesión no haya llegado a la pulpa radicular.

Mantenedores fijos

Indicaciones:
1. En casos de pérdida de un solo molar
2. Cuando también haya indicación de corona en el diente que vamos a usar como pilar
3. En pacientes poco colaboradores, ya que estos pacientes los mantenedores removibles se los van a quitar y no los usarán
4. Próxima erupción de varios dientes
5. Alergia a resinas

Mantenedores removibles

Indicaciones:
1. Pacientes colaboradores
2. En casos en los que sea necesario restablecer la función masticatoria
3. En casos en los que sea necesario una función estética, por ejemplo en ausencias de dientes anteriores
4. Casos de elevada propensión a las caries

PREGUNTAS FRECUENTES

La principal diferencia entre la odontología habitual y la odontopediatría en el tratamiento de caries es la presencia de los dientes temporales o de leche en los niños lo cual hace que el tratamiento cambie, de forma que las lesiones ocurridas en la dentición temporal se tratarán de una manera menos conservadora y más agresiva que las ocurridas en los dientes permanentes, para evitar que, en el peor de los casos, se pudiera dar un tratamiento insuficiente a un diente temporal que luego repercutiría en su sucesor el diente permanente.

Selladores para frenar a la caries: Son resinas que se aplican sobre las caras masticatorias de los dientes. Disminuyen la probabilidad de padecer caries en los dientes sobre los que se colocan. Actúan como barreras de protección, evitan que los restos de alimentos se alojen en los relieves de los dientes.

Convierten las caras masticatorias de las piezas dentales en superficies lisas y fáciles de limpiar. Suelen aplicarse en niños de 6 a 7 años, cuando los dientes definitivos comienzan a salir.

Aunque el sellador facilita la limpieza, no se debe descuidar el cepillado, si no se efectúa una correcta higiene puede surgir una caries cerca del sellador. La colocación de los selladores no daña el esmalte, no requiere anestesia, el dentista cepilla la pieza y la pincela con una crema, que endurece al aplicarle una luz especial. Los selladores duran bastante tiempo, pero es necesario el control periódico del dentista para controlar su estado.

Bases y forros cavitarios: Para la base o el fondo de la cavidad se usan hidróxido de calcio, óxido de zinc eugenol que es una sustancia antibacteriana que forma dentina secundaria, ionómero de vidrio que libera flúor y, antes se usaba, cemento policarboxilato y fosfato de zinc que ya no se utilizan por ser muy tóxicos.

Materiales temporales: Son materiales utilizados durante un tiempo limitado hasta que el material permanente está disponible.

Materiales definitivos: son los materiales que usaremos en las obturaciones definitivas.

La amalgama de plata: El único que podemos usar en condiciones inadecuadas como puede ser un diente difícil o dificultad para aislarlo.

El flúor: Cuida nuestro esmalte.

TRABAJAMOS CON MUTUAS
FINANCIACIÓN SIN INTERESES

consúltanos diferentes opciones

POLÍTICA DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: POLÍTICA DE COOKIES. ACEPTAR

Aviso de cookies
ES CA EN FR